Pacto Mundial para el Empleo.

53636699_967685353424750_2306994537190391808_o

Publicado originalmente en Facebook, 10 de marzo 2019

Ante la perspectiva de un prolongado incremento mundial del desempleo, la pobreza y la desigualdad, así como las persistentes dificultades de las empresas, en junio de 2009, la Conferencia Internacional del Trabajo, con la participación de los delegados de los gobiernos, los empleadores y los trabajadores de los Estados Miembros de la OIT, adoptaron unánimamente un “Pacto Mundial para el Empleo“.
En este instrumento de política global se abordan las repercusiones de la crisis financiera y económica internacional en los ámbitos social y del empleo. El documento promueve una recuperación productiva, centrada en la inversión, el empleo y la protección social. El objetivo fundamental del Pacto Mundial para el Empleo es proveer una base concertada internacionalmente de políticas diseñadas para reducir el período entre la recuperación económica y la recuperación con oportunidades de trabajo decente. Es un llamado a la acción mundial urgente: nacional, regional y global.

¿Qué es el Pacto Mundial para el Empleo?

El Pacto Mundial para el Empleo es un conjunto equilibrado y realista de medidas de política que los países, con el apoyo de instituciones regionales y multilaterales, pueden adoptar con el fin de aliviar el impacto de la crisis y acelerar la recuperación del empleo. Adoptado en junio de 2009 por la Organización Internacional del Trabajo, hace un llamado a sus Estados Miembros para poner las oportunidades del trabajo decente en el centro de las respuestas a la crisis.
Aborda el efecto social de la crisis mundial sobre el empleo y propone políticas centradas en el empleo para que los países las adapten en función de sus necesidades. Guiado por el Programa de Trabajo Decente y los compromisos asumidos por la OIT y sus mandantes en la Declaración de la OIT de 2008 sobre la justicia social para una globalización equitativa, el Pacto recuerda que el respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo, el fortalecimiento de la protección social, la promoción de la igualdad de género y el fomento de la expresión, de la participación y del diálogo social también son esenciales para la recuperación y el desarrollo. Propone diversas políticas encaminadas a:
  • Generar empleo
  • Ampliar la protección social
  • Respetar las normas laborales
  • Promover el diálogo social
  • Fomentar una globalización equitativa
En pocas palabras, el Pacto se centra en promover el empleo y proteger a las personas, así como en satisfacer tanto las necesidades de las personas como las de la economía real.

¿Cómo nace el Pacto?

El deterioro del empleo originado por la crisis económica y financiera ha ocasionando grandes dificultades a muchos trabajadores y trabajadoras, y por ende a sus familias y comunidades, y agravado la pobreza. La crisis del empleo ha puesto en peligro el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, debilitado a las clases medias, amenazado la cohesión social y erosionado la confianza de los dirigentes. No se logrará una recuperación sostenible a menos que se creen y conserven los empleos. Con 45 millones de jóvenes que entran al mercado laboral anualmente, será necesario crear 300 millones de nuevos empleos a partir de este momento hasta 2015 sólo para seguir el ritmo del crecimiento de la población activa.
Todos reconocen ahora la necesidad de cambiar el modelo de crecimientoimperante antes de la crisis, y no seguir sobreestimando la capacidad de autorregulación del mercado, subestimando el papel del gobierno, desvalorizando la dignidad del trabajo y mostrando indiferencia ante el medio ambiente. Tras las sombrías estadísticas del desempleo están las vidas de las personas y su menor capacidad para mantener a sus familias. Aún cuando empiezan a mostrarse signos de recuperación en algunos paises e industrias, millones de personas siguen aún sin trabajo o pierden sus empleos.

¿Cómo se adoptó?

El Pacto Mundial para el Empleo fue adoptado unánimemente el 19 de junio de 2009 en la Conferencia Internacional del Trabajo (OIT) en la que se reúnen anualmente los mandantes de la OIT – gobiernos, y organizaciones de trabajadores y empleadores – para examinar los desafíos que enfrenta el mundo del trabajo. El Pacto Mundial para el Empleo fue adoptado después de obtener un fuerte respaldo durante una reunión especial de tres días, la Cumbre sobre la Crisis Mundial del Empleo, que contó con la presencia de Jefes de Estado y de Gobierno, vicepresidentes, ministros del Trabajo, y representantes de empleadores y trabajadores, y otros dirigentes. El Pacto ofrece un marco de respuestas a las crisis diseñadas para guiar las políticas nacionales e internacionales y estimular la recuperación económica.
El apoyo dado al Pacto sigue aumentando, en particular por parte de las organizaciones mundiales y regionales. El Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) ratificó el Pacto en su serie de sesiones de alto nivel de 2009 con la adopción de la Resolución E/2009/L.24, e hizo un llamado a los Estados Miembros para que utilicen plenamente el Pacto en sus planes para la post crisis. En la Cumbre del G20, celebrada en Pittsburgh en noviembre de 2009, los dirigentes del mundo acogieron favorablemente el Pacto como un “marco orientado al empleo para el crecimiento económico futuro”.

¿Quiénes aplicarán el Pacto?

El Pacto hace un llamado a favor de la acción mundial coordinada para optimizar el efecto positivo de las iniciativas políticas sobre el empleo y las empresas sostenibles a nivel mundial. El éxito de su aplicación depende de las decisiones que sean adoptadas en los ámbitos nacional e internacional por los gobiernos, las empresas, los sindicatos, los parlamentos nacionales, las autoridades locales, la sociedad civil, los donantes y las instituciones multilaterales.
El objetivo estratégico del Pacto consiste en que la inversión, el empleo y la protección social estén en el centro de los paquetes de estímulo y otras políticas nacionales pertinentes para aliviar los efectos de la crisis. El Pacto, y el compormiso mundial tripartito que representa, ofrece una oportunidad única a los países y al sistema multilateral para aplicar sus disposiciones, que están incorporadas en el Programa de Trabajo Decente de la OIT. Con el apoyo y asesoramiente prestados por la OIT, se alienta a los mandantes a que apliquen los elementos del Pacto que mejor respondan a las necesidades y prioridades de su país.

El Pacto en breve

  1. Generar empleo
  2. Ampliar la protección social
  3. Respetar las normas laborales
  4. Promover el diálogo social
  5. Fomentar una globalización equitativa
  6. 📷Para recuperarse de la crisis: Un Pacto Mundial para el Empleo
  7. 📷Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa

Fuente: Pacto Mundial para el Empleo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s